Revista Conexos

Una revista de arte y literatura, sin fronteras generacionales ni geográficas

Dos poemas de Pedro A. Asseff

PEDRO A. ASSEF

 

“No conoce mi padre más hijos que yo mismo”

No conoce mi padre más hijos que yo mismo.
Tiene espejuelos negros, enormes de miopía,
no puede estar sin verme siquiera un solo día
porque siente el planeta destilarse a un abismo.

Aún me besa la cara con ademanes tiernos
y me revuelca un niño por dentro de la barba,
me toma el sentimiento, se lo lleva, lo escarba,
y me deja recados por todos los inviernos.

Con el pelo bien crespo y los abrazos lisos
tiene los pasos largos, inquietos y precisos
y busca en junio siempre nísperos y consejos.

Mi padre se cerciora de que me duerma mucho
y así partir creyendo que entonces ya no escucho
cuando recoge el mundo, para quedarse lejos.

 

“Siempre escribo tu nombre bajo el agua”

Con el tiempo se me han ido desprendiendo tus ojos
el nombre de la calle
la esquina en que la lluvia te hizo un pájaro herido
que yo fui levantando hasta mi boca
Nadie / antes que tú llegaras
abandonó la belleza por mí
dejó toda la luz y todo el cielo
y caminó humildemente tras mi sombra
nadie dejó mi pecho como un faro
como un imperio en la penumbra que trasciende
Nadie / antes que tú llegaras
me dijo amor mientras moría

II

El día o la noche que me toque partir
voy a ponerme tu camisa blanca
y así cuando me veas dormido para siempre
reirás y llorarás a cántaros sobre mis ojos
y tus lágrimas irán despegando poco a poco mis párpados
hasta encontrarse con el mar
igual que el primer día de la primera vez que te abrazaba
con esta lengua torpe
con esta mano oscura
sabré que no triunfó el amor sino el olvido
pero veré desde la muerte cómo crece tu aliento
cómo se va inclinando tu hermosura hacia mí

 Texas, invierno de 2012

Pedro A. Assef

Pedro A. Assef

Pedro Alberto Assef (Ciego de Ávila, Cuba, 1966) Licenciado en Filología por la Universidad Central de Las Villas. Su tesis se titula Expresión crítica al universo poético de Carilda Oliver Labra (Frente de Afirmación Hispanista. Ciudad de México, 2002). Miembro del Taller Nacional de la Nueva Poesía Cubana. Presidió la sección de literatura de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba, en Ciego de Ávila. Premio UNEAC de Poesía, por El libro de arena (1993). Especialista del Centro del Libro y la Literatura en Ciego de Ávila y fundador de la publicación Hojas al viento y del sello Ediciones Ávila (1997). Obtuvo en 1998 y 1999 el Premio Nacional de Décimas a la Virgen de la Caridad de Cobre. Ha ejercido como periodista en Cuba, Mexico y Estados Unidos. Miembro de National Association of Hispanic Journalists. Otros libros: Morir a sonetazos, Poesía, El Libro del bufón y el rey, y otras lealtades, (Cuba, 1990-2000) y El árbol en el mar (París, Francia, 2010).

Anuncios

8 comentarios el “Dos poemas de Pedro A. Asseff

  1. Dania
    13/05/2013

    Pedro con humildad te dejo este comentario, porque al leer tus versos tan llenos de amor y sinceridad, no puedo expresarte m’as que asombro, en este mundo en que las palabras van dejando de asombrar, por vac’ias o in’utiles, pero el lenguaje en tu lenguaje la vida fluye y corre por las venas como manantiales limpios y puros y no se si aun el que escribe es el ni;no que objetivamente trasnparentas y llevas contigo. Y me pregunto, ?porqu’e no conocemos a todos los poetas cubanos de la actualidad? ?porqu’e no hacer una gran edici’on para reunirlos a todos, donde tenga por portada un gran coraz’on y se conozca a todos. Gracias por ofrecerme la oportunidad de saber de tu existencia.

  2. Raul
    13/05/2013

    Gran poesia Pedro, recuerdo como nos guareciamos de la lluvia en algun portal,hace mas de 30 anos…Si hay que volver,

  3. Julia
    13/05/2013

    Hermosos poemas, de una sensibilidad exquisita y un manejo del lenguaje que traspasa la materia para tocar nuestra emoción más profunda. Gracias por escribir, muchas personas necesitamos de los grandes poetas.

  4. Estre López Domínguez
    14/05/2013

    Profundos, bellos poemas. Dos sentimientos distintos, tan intensos y fundamentales en la vida. Te felicito y admiro de verdad Pedro. Gracias por tu humildad. Abrazo

  5. Mirtha
    14/05/2013

    ¿Qué decir que antes no haya dicho? Tu poesía, profunda, humana… con esa sencillez de los grandes, siempre me hace vibrar y me conmueve. Un placer leerte, Pedro. Gracias por compartir estos poemas de amor. Un abrazo.

  6. Pedro, en algún otro momento te he manifestado lo que pienso de tu poesía, hoy no voy a repetirme. Yo no soy poeta, solo admiro la poesía y los buenos poetas, sean de la generación que sean. El poema “No conoce mi padre más hijos que yo mismo” me ha tocado las fibras del sentimiento. Ya me pasó igualmente con otro de naturaleza muy distinta. Eso quiere decir que eres poeta, que conmueves, que traspasas las barreras del sentimiento, de la poesía misma. Y para mí, eso es más que suficiente.
    Gracias por regalarnos tan bellas palabras y enriquecer, si se puede decir (que se puede), nuestra lengua con tu prosa poética. Hay huellas que se borran, otras, las menos, permanecen en el tiempo, eternamente. Ese es tu caso (Nos vemos dentro de ciento cincuenta años para comprobarlo).
    Un abrazo, compañero

  7. Lázaro
    23/05/2013

    Descubrir buenos textos de un poeta constituye una alegría, una emoción profunda de lector, un puente. Saludos.

  8. Delia
    26/05/2013

    Assef .. lo dije y lo repito, en realidad tendria que tener un Corazon de guitarra para poder comentar con musica y canto el esplendor de tus letras, gracias por darnos tanto en esta realidad .. un beso.. te amo

Los comentarios están cerrados.

Información

Esta entrada fue publicada el 11/05/2013 por en Poesía.
A %d blogueros les gusta esto: