Revista Conexos

Una revista de arte y literatura, sin fronteras generacionales ni geográficas

Palabras de presentación al volumen Asídesencillo. Cinco poetas cubanos en USA

JUAN CARLOS VALLS

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La idea de presentar un libro me aterra, “así de sencillo”, con esa frase medio trágica con que mi madre solía describir cuanto le era ajeno o desconocido. “Me aterra pensar que tu padre no mande el dinero a tiempo”, “Me aterra que el paquetico se haya extraviado por el camino”, “Me aterra que cojas el camino equivocado”. En medio de frases como esas y entre los libros de la biblioteca en que mi madre trabajaba crecí yo buscando en las palabras un mundo menos drástico que aquel que me mostraban sus frases, en el que lo desconocido era siempre franqueado por una puerta, a la que al final por aquello de que “a quien no quiere caldo…” terminó dando fuertes aldabonazos la poesía.

A lo largo de mi vida la poesía me sirvió para curar enfermedades, para atiborrar el espíritu, para despatarrarme en una isla donde todos los caminos conducían a una idea de Roma demasiado apuntalada para mi gusto. Así empecé a buscar lo que había debajo de las palabras, y para mi sorpresa descubrí que hay otras maneras de concebir la poesía, voces cuyo dictado convierten mi cabeza en una cueva donde la poca luz muestra jeroglíficos donde se asientan las frases comunes de mañana.

Estas son una pocas palabras para invitarlos a hurgar debajo de la piedra del lenguaje. La Editorial Silueta propone este volumen en el que cinco poetas cubanos en USA retratan el insólito acto de hacer con las palabras una radiografía de la sutil vileza de lo cotidiano. José Kozer, Alejandro Fonseca, Rolando Jorge, Michael H. Miranda y Pablo de Cuba Soria, cada uno explorando los diferentes túneles semánticos donde sus lenguas sostienen los sabores como “caupolicanes”, y su agudeza, nutrida cada una de los espacios que acató vivir, hacen el viaje seco hacia la humanidad de un tiempo en el que las demasiadas humedades pudren cuanto hemos colocado en el centro de nuestra dicha.

Es la inconformidad de estos autores lo que me hace escudriñar en las constantes preguntas donde toda integridad es cuestionada, y donde toda duda taladra hasta que mi deseo de saber la poesía se convierta en mi necesidad de penetrarla y hacerla mi concubina. Asídesencillo es el título de la muestra y a su vez, título del poema inaugural y rotundo con que José Kozer comienza a armar el hormigón de lo que acaba siendo un inquietante gesto a favor de los pretextos del lenguaje para que el hombre aniquile la ignorancia en la que se acomoda y se cree príncipe.

Mi madre estaría aterrada ahora, como lo estoy yo al expulsar palabras desde la “morralla que se escribe” al decir del prologuista de la muestra José Prats Sariol, ensayista y crítico cubano. En los misterios de la poesía habita un dios cuya fragmentación le da a todos la obligación y la posibilidad de encontrar mundos posibles; por más enmarañada que sea la selva del poeta, cada lector tiene su “firmeza de limo” [José Kozer], su “trópico multiplicado” [Alejandro Fonseca], su “amargor existencial” [Rolando Jorge], su “pasillo de aguas” [Michael H. Miranda], sus “lecciones no aprendidas” [Pablo de Cuba Soria]; Asídesencillo está más cerca de lo que le inquieta que de aquello que desconoce. José Prats Sariol insiste en destinar el libro a un lector amañado por pre-lecturas otras, yo me resisto a esa autoflagelación, donde no entiendo hay música, hay velocidad, hay gesto, hay una insistente manipulación del Juan que soy y al que le sumaré en lecturas sucesivas lo visceral y la rareza de estos autores en cuyas manos les dejo; eso es lo que pienso… así de sencillo.

En Miami Beach y en el verano del 2012.

Anuncios

Información

Esta entrada fue publicada el 25/08/2012 por en Ensayo.
A %d blogueros les gusta esto: