Revista Conexos

Una revista de arte y literatura, sin fronteras generacionales ni geográficas

Toponímia de América

MARIANELA CORRIOLS MOLINA

Toponímia de América

 

“Los nombres de lugar son viva voz

de aquellos pueblos desaparecidos, transmitida de generación en generación, de labio en labio…” Ramón Menéndez Pidal

 

“Y todo esto pasó con nosotros.

Nosotros lo vimos, nosotros lo admiramos…

Destechadas están las casas, enrojecidos tienen sus muros”.

Anales de Tlatelolco

I

 

Alaxsxaq es

la Tierra Grande

donde el mar sueña triste

por mareas negras.

 

Ay, ¿qué fue de los alents, alutiiqs, athabascanes, eyaks, inupiats y yupiks?

 

II

 

En K’anata,

de mar a mar van,

las Primeras Naciones

fundan cabañas.

 

Ay, ¿qué fue de Primeras Naciones, métis e inuits?

 

III

 

La utopía es

cada vez más lejana,

hijos del norte.

Ay, ¿qué fue de los cheroquis, navajos, choctaws, siouxes, y chippewas?

¿Qué fue de las quinientas sesenta y una naciones?

IV

 

En la casa de Mexitli, el patrón guerrero,

en el ombligo de la luna-lago:

la tierra sangra,

sangra la tierra.

 

Ay, ¿qué fue de los meshicas, olmecas, chichimecas, toltecas, mixtecas, zapotecas?

 

Teotihuacan, la ciudad de los dioses, desaparece.

Paquimé, la ciudad del desierto y casas grandes, desaparece.

Xochicalco, la casa de las flores y ciudad del tiempo, desaparece.

Uxmal, la ciudad de las piedras de lluvia,

tres veces edificada, desaparece.

Tollan-Xicocotitlán, ciudad de los tules y jicotes, desaparece.

Tajín, el lugar del trueno, desaparece.

Tulum, la ciudad del alba amurallada, desaparece.

Chichén Itzá, en la orilla del pozo del brujo de agua, desaparece.

Tzintzuntzan, el lugar de los colibríes, desaparece.

Tenochtitlán, el lugar de las tunas silvestres, desaparece.

 

 

Todas desaparecen.

 

 

Ay, ¿qué habrá sido de la piedra,

corazón de la tierra,

nopal divino donde estaba Mexitli?

 

 

Allí,

donde el tlatoani pacífico

Moctezuma Xocoyotzin

confundió al conquistador con Quetzalcóatl,

donde Cuitláhuac vencedor

fue vencido por la huey cocoliztli,

donde Cuauhtémoc abandonado

fue capturado y asesinado,

allí surgió la Mesoamérica sometida

y la resistencia silenciosa.

 

V

 

En Quauhtlemallan,

donde los bosques

y el quetzal abundaban,

hoy la tristeza.

 

Ay, ¿qué fue de los astrónomos mayas,

de sus códices y estelas?

 

¿Qué fue de los xincas, akatecos, chujes,

itzás, ixiles, poptis, qanjobales,

cakchiqueles y quichés?

 

VI

 

Ahí en Cuscatlán,

Topiltzín Atzil funda

la ciudad joya.

 

Ay, ¿qué fue de los pipiles, lencas, xincas, pokomanes y chortíes,

en el señorío de Cuscatlán,

de Chalchuapa y Cihuatán?

 

VII

 

No era Honduras,

ni Guaymura o Higueras,

fue reino Xukpi.

 

Ay, ¿qué fue del reino antiguo

de lencas, misquitos, pech, tolupanes,

tawahkas y garífunas?

 

VIII

 

Al caer Teotihuacan

caminaron hacia el sur,

siempre al sur,

hasta Ometepetl,

la isla de los dos volcanes,

y la nombraron Nicanahuac,

“hasta aquí llegó el Anáhuac”,

hasta la tierra de Macuil Miquiztli,

el cacique de las cinco muertes.

 

Ay, ¿qué fue de los nahoas, xius, chorotegas, mangues, cacaoperas,

garífunas, misquitos y mayagnas?

 

Y más al sur, en la rica costa,

¿qué fue de los cabécares y bribríes,

guatusos, huetares y guaimíes?

 

IX

 

Panamá es

árbol frondoso,

abundancia de peces,

tierra Chibchacum.

 

Ay, ¿qué fue del regazo de los cuevas?

¿Qué fue de los ngöbes, emberás, kunas,

wounaanes, nasos y buglé-bokatas?

 

X

En Aruba, oro hubo.

En Bahamas, baja el mar.

En Barbados, raíces barba.

En Belix, tierra lodosa.

En Borinquen, la tierra del valiente señor.

En Cubanacan, el lugar central.

En Guaiana, muchas aguas.

En Hayiti, tierra montañosa.

En Xaymaca, madera, agua y primavera.

En Quisqueya, la madre de todas las tierras.

XI

 

Los navegantes

y guerreros caribes

hoy nombran el mar.

 

Ay, ¿qué fue de los pobladores del Orinoco,

de los antillanos taínos, los nobles,

los descendientes de arahuacos?

 

XII

 

Bacatá es

territorio cercado

de labranza de Dios,

capital zipa.

 

Ay, ¿qué fue de los arahuacos, muiscas,

 caribes y taironas?

 

XIII

 

En el Quitsa-To,

en el centro del mundo

de los tsachilas:

 

Ay, ¿qué fue de los atacames, yungas, quillancingas, mantas, quitus y huancavilcas?

 

XIV

 

En el Piruw,

los cuatro territorios:

Tahuantinsuyo.

 

¡Perdura el Qosqo,

el ombligo del mundo,

la confluencia de los tres mundos!

 

La sólida, simétrica y sobria capital del imperio,

floreciendo en tambos, canchas,

ushnus, acllahuasis y kallancas.

El templo de Coricancha,

la fortaleza de Sacsayhuamán,

Ollantaytambo, Quengo y Písac.

 

¡El esplendor de Machu Picchu, la vieja cima,

el santuario de las vírgenes del sol!

 

Ay, ¿qué fue de Túpac Yupanqui y Huayna Cápac?

¿De qué valió el lema imperial

–“Ama llulla, ama suwa, ama qilla”–?

 

XV

 

En la Venezziola

gente de la laguna,

paraujanos.

 

Los waraos, gente de canoa.

Los yanomanis, la gente, la especie.

Ay, ¿qué fue de los habitantes de la costa del mar,

de los moradores de churuatas y palafitos?

 

XVI

 

Bulibiya Suyu,

cultura tiwanaku

del Titicaca.

 

¡Ay de la ancestral Tiwanaku,

ciudad del sol y de los dioses,

la que no heredó lenguaje,

alfarera preciosa de las piedras gigantes!

 

Ay, ¿qué fue de la tierra del Qulla Suyu,

una de las cuatro del Tawantinsuyo?

¿Qué fue de los aimaras:

collas, pacajes, omasuyos y lupacas?

 

XVII

 

Uruguai es

río de los que traen

nuestra comida.

 

Ay, ¿qué fue del urú, hombre transportador,

pájaro vivaz recogedor de semillas del río?

 

¡Ya no hay urúes hombres ni pájaros,

solo el río, el nombre y la estatua

del último habitante originario!

 

XVIII

 

Paraguá es

agua venida del mar

para guaraníes.

 

Ay, ¿qué fue de los pámpidos,

láguidos y amazónidos?

XIX

 

Al Rio da Prata,

los incas llegaron,

Tastil conquistaron.

 

¿Qué fue del camino del Inca,

de sus santuarios de alta montaña:

Llullaillaco, Aconquija,

Quilmes y Pucará de Tilcara?

 

Ay, ¿qué fue de lule-toconotés, omaguacas,

guaraníes, sanavirones y atacamas?

 

XX

 

Ch’iwi es

fin de la tierra para los aimaras,

pájaro de manchas amarillas para los mapuches,

profundidades para los araucanos,

río para los mitimaes

o solamente el canto del trile.

 

Ay, ¿qué fue de los mapuches, la gente de la tierra?

¿De los aimaras, araucanos, collas y mitimaes?

XXI

 

El pau brasil es

brasa de carbón ardiendo,

llama de fuego.

 

Ay, ¿qué fue del fuego que nos recorría la sangre?

 

XXII

 

Alaxsxaq

K’anata

Mexitli

 Quauhtlemallan

 Cuscatlán

Xukpi

Nicarahuac

Belix

Borinquen

 Guaiana

Hayiti

Xaymaca

 Quisqueya

Bacatá

 Quitsa-To

Piruw

Bulibiya Suyu

Uruguai

Paraguá

Tastil

 Ch’iwi

 

nombres que significan

 

tierra grande

 cabaña

 ombligo

 piedra

 corazón de la tierra

bosque

 joya

reino

árbol

agua

 montaña

 madera

primavera

 madre

labranza

 centro

 río

 pájaro

 mar

 fuego…

 

 

nombres

 que aún evocan

 la fuerza de la tierra

la unión inexpugnable de la humanidad

con todo lo que existe.

 

Ay, ¿qué fue de todas las ciudades que no nombro,

de todos los pueblos

que no alcanzo a nombrar en mi canto?

 

Marianela Corriols Molina

Marianela Corriols Molina

Estelí, Nicaragua. 12 de septiembre de 1965. Poeta, médica y cirujana. Doctora en Salud Pública. Premio Nacional de Poesía Joven Leonel Rugama, 1985. Premio Nacional de Poesía Escrita por Mujeres Mariana Sansón, 2010. Ha publicado en antologías, revistas y suplementos culturales nacionales y extranjeros. Sus poemas han sido traducidos al inglés, sueco, francés e italiano. Ha participado en Festivales Internacionales de Poesía en Colombia (Medellín), Venezuela y Nicaragua. Forma parte de la Asociación Nicaragüense de Escritoras (ANIDE) y del Centro Nicaragüense de Escritores (CNE). Actualmente Presidenta de ANIDE para el periodo 2013-2015

 Libros publicados:

Mujer luna (Managua, 1995).

Conversaciones elementales (Managua, 1995).

Mankvinna (Suecia, 1998), traducción al sueco de Mujer luna.

Geometría de la mujer (Managua, 2006).

Las trampas de la guerra (Venezuela, 2008).

La ciudad infinita (Managua, 2010).

Anuncios

Información

Esta entrada fue publicada el 05/01/2013 por en Poesía.
A %d blogueros les gusta esto: