Revista Conexos

Una revista de arte y literatura, sin fronteras generacionales ni geográficas

Textos y apuntes

BETTY BATALLAN GUTIERREZ

I

La atmósfera descansa entre los versos, el horizonte se transmuta en las pisadas separando los átomos del aire, donde la ciencia sin descanso busca la respuesta. La ionosfera lunar en su misterio fluye como la tinta en el alma del poeta.

II

Ante el eslabón que nos une en la hora de la muerte, los médicos forenses se preguntan: ¿Será el deceso opuesto al nacimiento, una máquina encendida que puede en un segundo quedarse sin corriente?

III

Del ayer repaso los harapos, no hay siquiera un centavo, solo una corona de hongos y frutas roídas, de seres nauseabundos, gusanos y cenizas. En la olvidada esquina donde se acomoda el pasado, para cubrir la mesa con piltrafas, sobre los pies mugrientos que se arrastran y escudriñan los deshechos.

IV

En casa las ventanas han de volver a abrirse, desempolvar rincones y develar espejos. Se han de quitar las flores y los lazos que abrazan el portón para cubrir mis deseos con azulejos negros. Donde se levantan cinco rayos de un sol frio. Cuatro pétalos secos, mi dolor y tu perro al que olvidé decir que no volviste.

V

Tropiezan mis pasos con tus ojos. En el andén donde una dama aguarda y un forastero busca la salida, una madre que vende sus dientes para alimentar a su hija. Un jorobado da de comer a las palomas. Mientras sus ojos se confunden con mis pasos, la presteza de los cuerpos y las horas y perros que ladran a lo lejos.

Betty Batallan Gutiérrez (Foto tomada de Facebook)

Betty Batallan Gutiérrez (Foto tomada de Facebook)

Anuncios

Información

Esta entrada fue publicada el 05/01/2013 por en Poesía.
A %d blogueros les gusta esto: