Revista Conexos

Una revista de arte y literatura, sin fronteras generacionales ni geográficas

Biografía Marina y otros poemas

FARAH HALLAL


Biografía Marina

Sonríe la mujer del pescador
y hace sangrar la transparencia de las aguas.
Su falda vulnera el sueño de los mares,
su pelo prende una espada de luz,
su boca ofrece la textura de la piedra marina
que hará temblar la medianoche.

Ella es el índice,
el trampolín que ignora al miedo.
Su arqueada quejumbre abre la tierra
y, náufraga, nos muestra sus pesares
sus olas rompiendo el pulso y el minuto
que oscilan en el reloj a la hora del sueño…

Ella clava su duelo
y tiende su cuerpo sobre la costa,
como imponente faro después de la tormenta.
Su borde es tembloroso y su abrazo húmedo.
Su carne enmohecida y su huella profunda.

Ella sigue por lo oscuro del trayecto
y arroja sus armas al agua
dando un toque brillante sobre la superficie.
Se deja caer con el peso del plomo
sobre el salino esplendor de la cubierta,
sobre la desnudez que presume el viento
y convierte sus cabellos en torbellino.

Ella acaba a la misma hora del principio.
Hace de los días que antecedieron,
y de los días agonizantes del porvenir,
una fila de marineros sentenciados
sobre la angosta ternura de alta mar.

Llega con el gemido de un barco
ladeando por su oxidado tránsito,
cantando su pregón de espectro
humeando su bruma constante,
partiendo el redondel del horizonte.

Ella suelta las amarras del día
lo deja correr con su tempestad silvestre
tras ese beso perdido en las profundidades
tras ese abrazo anclado en el puerto
que nos sujeta a lo más oscuro de la noche.

En sus brazos duerme el susurro del viento,
mece su oprimido grito con la dignidad de una madre
y canta de memoria al oído de las cayenas
que inventaron una ruta alterna
al lado opuesto de grandes navíos.

Ella no espera junto al fuego
a que el amor toque la puerta.
Ella traga los cantos de las sirenas,
alimenta una bestia marina de diez cabezas,
bebe la sangre de la derrota
y detiene al tiempo cerrando los ojos:
por eso los sacó de cuajo
ese día que esperó demasiado.


En la 14th Square

Anuncio que en una alcancía
de barro, sangre y duelo
–modelada a imagen
y semejanza de lo imperfecto–
reuní los besos que escasearon a veces
cuando estuviste lejos y sumamente solo.

Plantada en la 14th Square
a veces un pañuelo cubrió mi pensamiento helado
a veces la vejez pasaba absurda y desvestida
como un tren cruzando la ranura
que abría sus ojos de relámpago.

Anuncio en la página de los desaparecidos
que mi venenoso abrazo me ha vuelto limpia
y que mientras esperaba
con el mismo semblante de árbol
que me cobijó los ojos perdidos
entre las hojas secas de pintores aficionados
–de haber tenido 20 dólares conmigo–
habría pagado mi retrato
para que pasaras por mí
cuando tuvieras tiempo.


Caníbal

Apenas son las diez y me he comido un ojo y el pájaro de ciudad que extrañaba el monte. Sedienta, mi lengua se tiende sobre el plato mas se mantiene atada al día de mañana. Evita navegar por los canales ocultos de la tierra, por la bandera clavada en las afueras del nombre. De ella se dice: agoniza en su lugar de origen. Qué otra inquietud canta al pie de la boca. Qué otro goce desgrana su vigilia macabra.

El cuerpo es agua derramada en la mesa, un temblor constante en estado de sitio, migajas de pan sin levadura, voz redondeada, mordisco tras otro que rehuye.

Apenas son las diez y me he comido el vientre. Voy bajando la voz como la luz de una lámpara. Sin saborear trago la carne, lamo los huesos, quiebro la taza delirante donde serviremos el cristal triturado de la copa de un árbol.

El cuerpo es la lengua rememorando su cauce, hijo pródigo que transita por la codicia de la sábana.


Reencarnación

Me recuerdas a mí cuando yo era antes.
Ahora me encuentro sola entre las moscas
como las vísceras que los carniceros sacan aparte
porque es la única cosa a la que no le sacarán provecho.
Si piensas que soy pobre por mi escasez
entonces no has conocido la pobreza
yo todavía guardo en mi cuenta de banco
los ojos lejanos de una niña hidrocefálica
sentenciada como náufragos adivinando
–en sus bolas de incertidumbre–
que ninguna barca vendrá por ellos.
Sigo buscando entre cartas antiguas
esas que aún las sacuda se abrazan al polvo
las que en vez de ajustarse a la palabra ley y debería
destacan en negritas el movimiento y la perspectiva.
Cierto: me preocupa que la perfección exista.
Es como si convergiesen en un mismo sueño
todos los hombres que de algún modo amé.
Escena y ocasión por demás, de darse, inverosímiles
que llama a la reflexión y a convencerme:
soy la suma de todo lo que cada uno me quitó
y eso me deja cierta paz y sensación de llenura
para terminar este día de armonía inexplicable.

Farah Hallal

Farah Hallal

Farah Hallal (Salcedo, República Dominicana, 1975) Narradora, poeta y editora. Ejerce gestión y activismo cultural. Animadora a la lectura y la escritura. Dirigió la revista infantil Revulú. Coordina la comunidad colaborativa Y también soy palabra. Poemarios publicados Sol infinito (edición de autor, 1995) y Una mujer en caracol (Ángeles de Fierro, 2009); Sábado de ranas (Alfaguara, 2013).

Anuncios

Un comentario el “Biografía Marina y otros poemas

  1. juliojarmas
    20/08/2013

    Cuánto poder aplicado a dominar con sabiduría la belleza del intelecto en las letras más finas y mejor armadas al alcanzar el impresionismo fantástico de esta arquitectura única en sus contornos y provecho de luces hasta sumar la que nos sirven los astros de las madrugadas sobre la superficie del mar! Cómo podría nadie más jugar mejor con los signos mayores del mar más allá de Farah Hallal? Quién podría ponerle más pasión a los movimientos vertiginosos de unos andamios montados en la plasticidad de las palabras que vibran como silbos adolescentes aprendidos de las olas que mecen la ternura de Farah?….Cómo es Farah consentida por la poesía! Los bordes de los ladrillos literarios utilizados en las construcciones de Farah Hallal evidencian que han sido escogidos y violinados uno a la vez cada vez para que todos estuvieran a punto de la calidad de cualquiera de sus magistrales composiciones artísticas como pórticos de palacios principales.

Los comentarios están cerrados.

Información

Esta entrada fue publicada el 15/06/2013 por en Poesía.
A %d blogueros les gusta esto: