Revista Conexos

Una revista de arte y literatura, sin fronteras generacionales ni geográficas

¿Quién soy? y otros poemas

ALEYDA QUEVEDO ROJAS

 
Café oriental
 
La noche peina mi cuerpo en estéreo
los perros escuchan
lo amargo de esta música oscura
que como el té asiático:
calma
más tarde excita
 
Sonidos crispados
play que afloja
mis piernas
y filosas danzan
en la luz magnética del desierto.
 
 
 
¿Quién soy?
 
¿Quién soy?
Tal vez la mujer senos de ámbar
y pies helados que escribe versos
para reconfortarse
Más la poesía
solo logra descarrilarme
Como el tren rojo que soy
Ese tren que se abre paso
entre las montañas puntiagudas
y difíciles de algún país
Ese tren que nunca llega
a ninguna estación de humo
Esta mujer que emana voces
Trenes y más trenes
que me esperan
Versos para sobrevivir
¿Quién soy?
Quizá este cuerpo encendido
que aún guarda tus huellas en los pliegues.
 
 
 
Nunca las vi detenidamente ―aunque siempre estuvieron―
y son las mismas a pesar de haber mudado de pétalos.
Jamás es la misma flor luego del granizo.
Algo modifica sus ojos secos y el destello del cáliz,
tan misteriosamente dispuestas en el mismo jardín.
Sus cuerpos me hablan cuando preparo mi daga
―cortes exactos―.
Algo que congele la belleza de la pasiflora o el romerito negro.
 
 
 
El amor y su exigencia.
Esa llama que me quemó, arrastró y hundió.
Ni navajas, ni besos, ni cuerpos.
Ni el aleteo de la fe en forma de religión.
Ni el palpitante viento con sus dilemas.
Nada me sostuvo hasta llegar a este momento.
Solo tú, poesía, haces que valga la pena
seguir a la intemperie de la vida,
en el reluciente filo de la navaja.
 

Aleyda Quevedo Rojas (Foto cortesía de la autora)

Aleyda Quevedo Rojas
(Foto cortesía de la autora)

Aleyda Quevedo Rojas. Poeta, periodista, ensayista y gestora cultural ecuatoriana (Quito, 1972). Ha publicado los libros de poesía: Cambio en los climas del corazón, La actitud del fuego, Algunas rosas verdes, Espacio vacío, Soy mi cuerpo, Dos encendidos, La otra, la misma de Dios, Jardín de dagas, y las antologías Música Oscura, Amanecer de Fiebre y El cielo de mi cuerpo, que aparecieron en Andalucía, Guayaquil y La Habana, respectivamente. Obtuvo el Premio Nacional de Poesía “Jorge Carrera Andrade” en 1996. Ha representado a su país en los más importantes encuentros y festivales internacionales de escritores en España, México, Argentina, Colombia, Nicaragua, Puerto Rico, Perú, República Dominicana, Venezuela, Francia, Cuba, Chile y Brasil. Ha sido curadora de las antologías literarias: 13 poetas ecuatorianos publicada por el sello venezolano El Perro y la Rana; Mordiendo el frío y otros poemas del poeta Edwin Madrid, editado en Cuba y Ecuador; Hacer el amor (humor) es difícil pero se aprende del escritor Fernando Iwasaki, publicado en Cuba por el sello Ediciones Oriente. Es coordinadora editorial del sello independiente Ediciones de la Línea Imaginaria que tiene en su catálogo 28 volúmenes de poesía Latinoamericana. Colabora con revistas de cultura y literatura de Ecuador. Ha sido traducida al francés, inglés, hebreo, portugués e italiano. Prepara un nuevo libro de poemas.

Anuncios

Información

Esta entrada fue publicada el 27/06/2015 por en Poesía.
A %d blogueros les gusta esto: