Revista Conexos

Una revista de arte y literatura, sin fronteras generacionales ni geográficas

Cinema Paradiso y otros poemas

CARLOS BARRUNTO

Poética

Esquiva con elegancia
las tertulias al uso,
y escapa veloz, casi invisible,
del que está siempre a punto
de citar a Pound.

Mucho antes que eso,
prefiere el paso de los perros perdidos
y las muchachas tibias en sus ventanas,
tan cerca de los albañales
y tan hermosas.

Derecho de confesión

Románticos guardianes de una vida,
dulces detectives,
temerarias cortesanas en servicio.
Nadie estuvo conmigo
aquella tarde en los acantilados.
Siempre he muerto solo
Incendiadas barcazas junto al mar
y nada más.
Nadie al partir
y nunca nadie al regreso.
Sólo el crepúsculo aplastando mi sombra
y aquella infausta belleza
que aún me busca -toda ella-
con su vasto gemido azul

Cinema Paradiso

Bajo el polvo de los años
descubrí que extrañamente 
la vida 
fue tan sólo
mirar junto a ti
aquella película interminable.

Una brizna de alegría

En la noche eterna de Anain
yo te amo. Beso tu boca
y tu saliva es dulce como la miel,
aunque liviana
como la lluvia que en mayo
canta en los aljibes.
Beso tus pechos, tus tibios
y queridos pechos,
y la tierra de tu aliento brama
sobre mí
con todo el fervor de la primavera.

Mientras la luna alumbra la senda encantada de Anain,
el amor de los muertos esta noche en nosotros perdura,
y nuestra casa es como si fuera entonces
una brizna de alegría que entregamos al mundo.

Tienda de ilusiones

He levantado una tienda
para vender ilusiones.
Tengo mariposas, corales,
aromas de Bizancio,
increíbles insectos devorados por la dicha.

Del otro lado del mundo
tú miras los relojes,
abres un libro en la luz
y me recuerdas.

Yo vendo fantasías
y de algún modo soy feliz con mi suerte.
Ya nada me sujeta bajo los toldos lejanos.
Ya nada me juzga entre las hojas perdidas.

Miami, 1994

Carlos Barrunto (Holguín, Cuba 1952). Terminó estudios superiores de Pedagogía y Dramaturgia a fines de la década del setenta, y a partir de entonces alternó la docencia con la realización de programas radiales. Sus poemas se han visto publicados en diversas revistas literarias de Cuba y el mundo. Ha publicado el poemario Como casi nadie sabe (Editorial Silueta, 2008). Desde 1992 radica en los Estados Unidos.

Anuncios

2 comentarios el “Cinema Paradiso y otros poemas

  1. Z & M
    28/10/2012

    No se si es porque Cinema Paradiso es de mis peliculas favoritas, pero ese poema me ha llegado al alma. Wow. Fascinante lo que pueden sugerir unas pocas palabras.

    • Carlos Barrunto
      28/11/2012

      Misterio de la poesía; sólo por usted valió la pena haberlo escrito…

Los comentarios están cerrados.

Información

Esta entrada fue publicada el 07/10/2012 por en Poesía.
A %d blogueros les gusta esto: