Revista Conexos

Una revista de arte y literatura, sin fronteras generacionales ni geográficas

El sueño de Billy Blue y otros poemas

MARIO MARTZ

EL SUEÑO DE BILLY BLUE

  Los espantapájaros sueñan ser Billy Blue
  y este sueña ser uno de los espantapájaros de la ciudad
  aquí los sueños caminan descalzos
  aquí la muerte es menos dura
  aquí quien no bosteza la vida
  es condenado a pena de muerte
  aquí la gente quiere ser extranjera
  para volver a su país
  Al atardecer,
  Billy es uno de esos niños
  que venden flores en los semáforos
  cuyo acto es digno de declararse
  patrimonio histórico
  e intangible de la inhumanidad
¿Con qué otra cosa podría soñar Billy
sino con la sombra de los días extintos?

HAY NOCHES CON AMANECERES DE DÍA

       Lo llevaron pequeño a la escuela. Decían que se paseaba 
largas horas por los pasillos; nunca entraba a clase y casi 
siempre estaba sentado con un cuaderno en medio de sus 
piernas. Solía visitar la tienda de libros usados.
Picapedreros ruidos de libros forrados en pieles
¡Qué maravilla la ignorancia! 
        ¿Qué hacía?
        Lloraba por la muerte de su madre, y de vez en cuando 
esculpía el llanto en el papel.
      ¡Pobre! 
       Sí
Se pasaba horas mirando tristemente a la primavera nocturna.

HAY DÍAS CON VOCALES DISTINTAS 

Lunes Delena va al mercado a comprar flores
Carlos compra el florero
Regina paga la cuenta del Bar y echa cerveza a las flores
Mario cambia de lugar el florero
Viernes, llega alguien lejos de aquí, da una vuelta y reaparece el 
florero
Sábado Ernesto quiebra el florero
Domingo, deja de ser simplemente un cuadro y se vuelve a 
escribir la misma historia

¡Dios, perdónanos, hemos olvidado el nombre de los días!

         Caminábamos por las laderas de la costa, como el agua 
que viene y va a desembocar a la boca de los bañistas.

                  (El expreso del tiempo aguarda
                  en la esquina de los gestos ficticios,
                  ¡apuraos niños!, que la noche pronto despierta)

No bastaría toda el agua del mar para lavar
una mancha intelectual
y menos la vergüenza de ignorancia.
¡Bondad de los Nocturnos 
haber dejado los hologramas en la arena!

Mario Martz

Mario Martz nació en León, Nicaragua, 1988. Es autor del poemario Viaje al reino de los tristes (2010), con el que fue uno de los ganadores del Certamen para Publicación de Obras Literarias que convoca anualmente el Centro Nicaragüense de Escritores. Obtuvo en 2006 el Primer Lugar en poesía del XII Certamen de Literatura “José Coronel Urtecho”, de UPOLI. Dirigió por dos años la revista literaria Voces Nocturnas. Ha escrito también los guiones performáticos Para que nos llamen ángeles caídos, Marilyn Project: Ser rubia no es tan cool, y El sueño de Billy Blue, presentado en la fundación Casa de un Mundo, de la ciudad de Jena, Alemania.

Anuncios

Información

Esta entrada fue publicada el 03/11/2012 por en Poesía.
A %d blogueros les gusta esto: