Revista Conexos

Una revista de arte y literatura, sin fronteras generacionales ni geográficas

Tres poemas de Adam Zagajewski, versión al español de Reinaldo García Ramos

ADAM ZAGAJEWSKI

 
Describiendo pinturas
 
Para Daniel Stern
 
Usualmente captamos
tan solo unos detalles:
uvas del siglo diecisiete,
frescas aún, resplandecientes,
tal vez un fino tenedor de marfil,
o la madera de una cruz y unas gotas de sangre,
un inmenso dolor que se ha secado.
Cruje el pulido entarimado del piso.
Nos hallamos en una ciudad desconocida,
casi siempre en una ciudad desconocida.
En algún rincón bosteza un guardián.
Una rama gris se agita tras el cristal de la ventana.
Es fascinante esta tarea de describir estáticas pinturas.
Los académicos dedican volúmenes enteros al asunto.
Pero nosotros aún estamos vivos,
andamos llenos de recuerdos y de ideas,
de amor, de remordimiento muchas veces,
y a menudo sentimos un extraño orgullo,
porque el futuro nos llora siempre encima
y su desorden nos hace más humanos.
 
 
 
Releer a Milosz
 
Estoy leyendo de nuevo tus poemas,
versos escritos por un hombre cultivado,
que todo lo sabía, y por un mendigo, un vagabundo,
un emigrante solitario.
 
Siempre quisiste colocarte al otro lado
del poema, remontar el vuelo, ir a lo alto,
pero también avanzar hacia abajo,
hacia el lugar en que se inicia
nuestro reino tímido y humilde.
 
A veces la sonoridad de tus palabras
nos transforma durante un instante,
y de verdad llegamos a creer
que cada día es sagrado,
 
que la poesía —¿cómo podría decirlo?—
presta a la vida redondez,
la colma, le confiere un orgullo, ese impudor
que la formulación impecable trae consigo.
 
Pero entonces va llegando la noche,
pongo a un lado mi libro
y se reanuda el habitual rumor de la ciudad,
alguien tose, otro llora o maldice.
 
 
 
Cuando afinan un órgano
 
Alguien afina el órgano de una iglesia vacía.
En una nave gótica se escucha
el estruendo de una catarata.
Las voces de los torturados
y las risas de los niños
se combinan con mi respiración apaciguada.
 
En una iglesia desierta alguien afina el órgano
y juega con los conductos de metal,
con su anarquía salvaje, destruye casas,
nos entrega relámpagos,
y después funda una ciudad, un aeropuerto,
carreteras, estadios.
 
¡Si al menos se pudiera ver al organista!
¡Echar un vistazo a su rostro, a sus ojos!
Si pudiera contemplar el movimiento de sus manos,
tal vez comprendería hacia dónde me lleva,
a mí junto con todos los que quiero,
los niños, los animales, las sombras.
 
 
Versión libre al español de Reinaldo García Ramos
sobre la traducción al inglés de Clare Cavanagh
 
 

Adam Zagajewski

Adam Zagajewski nació en Lwów, Polonia, en 1945. Cursó estudios de filosofía y psicología en la Universidad de Cracovia. Su primer poemario, Música, se publicó en 1967. Fue uno de los firmantes de la “Carta de los 59” en que numerosos intelectuales polacos se opusieron en 1975 a las disposiciones antidemocráticas que el gobierno comunista quería introducir en la Constitución, y a partir de entonces sus obras fueron prohibidas en su país. Emigró a Francia en 1982, pero regresó en 2002 a Cracovia, donde vive actualmente. Su obra poética ha recibido numerosas distinciones, entre ellas el Premio Heinrich Mann.

 
 

Reinaldo García Ramos
(Foto: Sergio Chavez)

Reinaldo García Ramos (Cienfuegos, 1944) publicó su primer poemario, Acta, con las Ediciones El Puente en 1962. Salió de Cuba en 1980. Entre sus libros de poesía se destacan El buen peligro (1987), Caverna fiel (1993), En la llanura (2001), Obra del fugitivo (Premio Internacional de Poesía Luys Santamarina-Ciudad de Cieza, 2006) y El ánimo animal (2008). Es autor de una novela testimonial, Cuerpos al borde de una isla; mi salida de Cuba por Mariel (2010). Rondas y presagios, una compilación de sus poemarios, apareció en 2012 por la Editorial Silueta, de Miami.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 15/10/2017 por en Poesía, Traducciones.
A %d blogueros les gusta esto: